FANDOM



A veces nos parece un personaje legendario porque se carece de la información para representar su efigie y en cuanto a su nombre, algunos historiadores (la mayoría) lo denominan COLIMOTL y otros lo llaman TZOME, pero cuando comprobamos sus actos valerosos, a través de numerosas citas bibliográficas, que nos hablan incluso de sus cualidades y de su nobleza, todos coincidimos que fue Colimotl un Rey o Señor ( Hueytlatoani ) de una indiscutible personalidad, que lo coloca como uno de los héroes autóctonos de la época de la Conquista, puesto que no dudó ni un momento en la defensa de su reinado, a pesar de luchar contra un adversario poderoso que traía elementos bélicos desconocidos.


Su predominio en esta región occidental, antes de la llegada de los españoles, se pone de manifiesto en la llamada "guerra del salitre", al derrotar a los tarascos o purépechas en las salitreras de Zacoalco y colocarse como Hueytlatoani de una vasta región, que comprendía los poderosos cacicazgos de Sayula, Zapotlán y Amula, gobernada por los Tlatoani o caciques Cuantoma, Minotlaeoya, Capay y Hopey.


Este digno caudillo de los belicosos tecos, figura egregia de su raza, luchó denodadamente a la cabeza de sus guerreros y sucumbió en defensa de su territorio y de su pueblo, en las encarnizadas batallas de Alima, no sin antes hacer morder el polvo de la derrota a los ejércitos de peninsulares y aliados indígenas que venían a sojuzgarlos. De tal manera es, y seguirá siendo, un personaje de relieve en el corazón de los habitantes de Colima y muy particularmente de Tecomán, teatro de estas acontecimientos históricos.


Para perpetuar su memoria, el pueblo de Colima le erigió un artístico monumento en la capital del estado, obra realizada por el prestigiado escultor Juan F. Olaguibel, la cual se encuentra circundada por su bello hemiciclo (también esculpido en piedra), adornado con motivos de época en bajorrelieves, pudiendo leerse una inscripción que dice:Colima exalta aquí las virtudes de su estirpe, como una definición de patriotismo”.