FANDOM


Nació en Zapotitlán, Jal., el día 2 de agosto de 1887, siendo hijo de Don José María Herrera y doña Marciana Michel Corona. Desde su infancia radicó en la ciudad de Colima.

En su juventud, prestaba sus servicios como empleado en la farmacia de Don Miguel Álvarez Ochoa, que estaba ubicada en la calle Madero, donde era química del establecimiento la muy ameritada y bien recordada maestra Chonita Galindo.

Contrajo matrimonio en 1916 con la Srita. Esther Trujillo, originaria de Comala.

Hubo un hecho que influyó en forma decisiva en el futuro de la vida de Don Alfonso y que sucedió en el año de 1928:

Fue hermano suyo el Dr. José María Herrera, prestigiado médico en la ciudad de Colima. En el ejercicio de su profesión, había atendido en consulta a un niño, hijo bastardo de un prestamista muy conocido en aquel tiempo, llamado Rafael Farías a quien apodaban "El Chancharro". Era su único descendiente, ya que en su matrimonio no procreó ningún hijo. El infante siguió enfermo y entonces el padre lo llevó a consultar a otro famoso médico de la ciudad, quien le dijo:

-Tu hijo está muy grave. El médico que lo asistió no le dio la atención que necesita. Si se muere no es culpa mía. Será culpa de Herrerita.

El enfermo falleció y entonces el padre mandó hostigar continuamente, con fingidos enfermos al Dr. Herrera. Estando éste ya Cansado de amenazas e insultos de parte de gentes enviadas por el padre del infante muerto, y sintiendo no tener culpa alguna de la muerte del paciente, fue a la casa de "El Chancharrow y fuera de su domicilio, le reclamó su proceder. Farías no le dio ninguna respuesta. Desenfundó un revólver y a sangre fría, acribilló al doctor.

Fue encarcelado por su acción, pero después de poco tiempo fue dejado en libertad por órdenes directas del gobernador del estado en esa época.

Ya fuera de la cárcel, propaló rumores de que acabaría también con los demás familiares del doctor. Por prudencia, Don Alfonso abandonó la ciudad y se trasladó a Los Ángeles, Calif. donde radicaban familiares suyos, quedando su esposa y sus hijos en Colima.

Estando Don Alfonso en Los Ángeles, el homicida decidió cambiar su residencia a Guadalajara.

Eduardo Michel, hombre de gran valor y decisión, primo hermano del doctor Herrera y de Don Alfonso, juró que vengaría la muerte de su primo.

Y así fue. Partió en su busca a donde vivía y después de varios días de búsqueda, lo encontró en el centro de la ciudad , fuera del conocido restaurante La Copa de Leche. Le dijo:

- Vengo a matarte, defiéndete.

Le ganó la delantera y le dio muerte, aproximadamente un año después de que Farías cometiera su alevoso asesinato.

Corría el año de 1929 y Don Alfonso Herrera regresó a Colima.

En los días que siguieron a su regreso, fue invitado a una comida que se llevó a cabo en Pascuales, en una gran casa de teja que existió durante más de 50 años en lo más alto del médano, frente a las salinas y que era propiedad en ese entonces , de Don Ignacio Parra.

A esa fiesta, el propietario del lugar había convidado a un numeroso grupo de distinguidas personas de Colima, entre los que se encontraban el Lic. Padilla., Don Juan Cárdenas, Don Ramón Verduzco, Don Enrique Rivera, Don Salvador Barreda y otros más. En esa comida, a la que asistió también Don Salvador Delgado, farmacéutico y médico práctico de Colima que se había, instalado en Tecomán con un negocio de botica, éste le propuso la venta de su farmacia porque tenía intenciones de regresar a la capital del estado.

Don Alfonso recibió la promesa de apoyo por parte de algunos de los asistentes y decidió comprar el negocio. La casa era propiedad de Don Teodoro Gaytán, y estaba donde más tarde se construyó la sucursal del Banco de Colima, en la calle 18 de Julio.

En aquellos tiempos no existían médicos en Tecomán y los mismos boticarios fungían como tales.

En ese lugar permaneció por algunos años, que fueron de éxito. Después cambió su negocio al portal, frente al jardín, a un local que también era propiedad de don Teodoro Gaytán.

En 1939 compró la casa que fue de Don Enrique Schondube, que ocupaba casi media manzana entre las calles 18 de Julio y Medellín , donde tenía una amplia casa habitación, un hotel restaurante del que se entendía Doña Esther, su esposa , y en la esquina de la propiedad que daba a la calle 18 de Julio, instaló Don Alfonso su farmacia.

A partir de esa época y los treinta años que siguieron, la familia Herrera Trujillo se constituyó en el centro sobre el que giraba la mejor sociedad de Tecomán, siendo su casa lugar de frecuentes reuniones a las que asistían un gran número de personas atraídas por las finezas, la educación, las buenas maneras, el don de gentes y la gran dignidad que imprimían en todos sus actos, Don Alfonso, Doña Esther y sus hijos.

Sus negocios florecieron y Don Alfonso, aprovechando la gran inclinación que por la agricultura sentía su hijo Javier, adquirió en 1945 su primer rancho, "El Hormiguero" que había sido de Don Eulogio Novela.

En 1946 compró La Guadalupe, también a Don Eulogio Novela.

Más tarde adquirió el rancho EL Alegre, de Don Rafael Arreguín y La Carimacha, a Don José Moret.

Sin ser político, incursionó en la vida pública de Tecomán, donde fue Presidente Municipal en el trienio 1946-48, siendo durante su mandato cuando se tuvo por primera vez agua potable entubada domiciliaria, que procedía del primer pozo profundo que se perforó en el valle y que estuvo ubicado en el extremo sur de lo que hoy es el -parque infantil, frente al centro de Salud.

Fue un magnífico Presidente, demostrando que cuando se tiene capacidad, inteligencia, talento, criterio y buen juicio, se puede llegar a conducir los destinos de una población en forma acertada.

En 1956 cerró su farmacia y se dedicó a la vida privada, después de haber sido durante 50 años, un farmacéutico de gran entrega a la comunidad , donde haciendo labores de -médico práctico, salvó muchas vidas.

En su matrimonio con Doña Esther Trujillo, procreó cinco hijos; Martha, Alfonso, Amalia, Javier y Esther, de los cuales solamente sobreviven Amalia y Javier.

Don Alfonso Herrera dejó de existir en Tecomán, el día 16 de Noviembre de 1982, a los 95 años de edad.